La estrategia AIEPI es la principal herramienta para mejorar la salud de los niños menores de cinco años, por medio de la detección precoz y el tratamiento de enfermedades que pueden pasar inadvertidas para madres, padres y personal de salud. Las actividades desarrolladas pretenden mejorar el conocimiento, las prácticas de cuidado y atención de los menos de cinco años en el hogar, así como su crecimiento y desarrollo saludable (OPS).

¿Cuáles son los objetivos de la Estrategia AIEPI?

  • Reducir la mortalidad en los niños menores de 5 años, especialmente por neumonía, diarrea, malaria, tuberculosis, dengue, meningitis, maltrato, trastornos nutricionales y enfermedades prevenibles por vacunas.
  • Reducir los casos y la gravedad de los episodios de enfermedades infecciosas, especialmente neumonía, diarrea, parasitosis intestinal, meningitis, tuberculosis, malaria, así como sus complicaciones.
  • Garantizar una adecuada calidad de atención de los niños menores de 5 años tanto en los servicios de salud como en el hogar y la comunidad.
  • Fortalecer aspectos de promoción y prevención en la rutina de la atención de los servicios de salud y en la comunidad.

¿Cuáles son los prácticas claves de la Estrategia AIEPI?

  • Existen 18 prácticas claves desarrolladas por la estrategia AIEPI que buscan evitar enfermedades infecciosas en los menores de 5 años y así disminuir complicaciones y casos de mortalidad.
    1. mentar la lactancia materna exclusiva.
    2. Alimentación complementaria después de los 6 meses.
    3. Consumo de nutrientes necesarios para el desarrollo infantil.
    4. Brindar afecto, cariño y estimulación temprana desde el nacimiento y en todas las edades.
    5. Asistir puntualmente a las citas de vacunación desde el nacimiento y hasta los 5 años de edad.
    6. Mantener buena higiene en el hogar y lavar las manos antes de preparar y comes los alimentos.
    7. Prevención de malaria y dengue.
    8. Prevención de la infección por VIH/SIDA.
    9. Asistir periódicamente al odontólogo a partir de los 2 años de edad.
    10. Prevenir adecuadamente el contacto de los niños con personas con tuberculosis.
    11. Alimentar el niño enfermo en el hogar.
    12. Dar cuidados y tratamientos apropiados al menor en hogar durante la enfermedad.
    13. Proteger a los niños del maltrato.
    14. El hombre debe participar en el cuidado del niño y de la mujer gestante.
    15. Brindar una casa segura y protegerlos de lesiones y accidentes.
    16. Identificar de manera temprana signos de peligro de Neumonía y deshidratación por diarrea.
    17. Seguir las recomendaciones del personal de salud.
    18. Identificar signos de peligro

JUNTOS PODEMOS LUCHAS CONTRA LAS ENFERMEDADES PREVALENTES DE LA INFANCIA.